miércoles, noviembre 17, 2004

Por placer, por violencia y por metiche...

Me encanta ir al supermercado cuando tengo tiempo, dinero y no hay mucha gente; tengo una adicción consumista que me subleva satisfacer entre los pasillos del super mientras deliciosamente voy llenando mi carrito.

Ayer fui al super; muy a mi pesar sin tiempo, ni dinero, ni carrito, sólo fui a comprar cereal y un poco de leche. Mientras buscaba mis cuadritos de avena en los anaqueles una mujer discutía del otro lado del pasillo; era aquello un mar de ruidos extraños sin puntos ni comas que no alcancé a descifrar. Encontré mi cereal y la mujer seguía como encuerdada con su riña , muy bajito y junto a ella apenas se escuchaba la voz de un hombre que buscaba desesperadamente un punto o una coma en aquél desenfrenado y pavoroso monólogo.

Cuando por fin a la mujer se le terminó la saliva, se le atragantó una de sus palabras o que se yo que fue lo que pasó pero se silenció por un segundo y el hombre en un impulso de valor movió los labios y quedamente articuló palabras que por la distancia no pude escuchar, sólo vi que movió los labios y miró con temor a la dama verborréica, quién un segundo después indignada le respondió con un grito aun más chillón que los anteriores...

-¡¡¡¡¡¿Conflictiva yo?!!!!!

El hombre bajó la cabeza de nuevo y la mujer volvió a maldecir sin pausa alguna, yo me mordí el labio para no soltar la carcajada y la imprudencia de contestarle con su pregunta... ¿conflictiva usted? no señora, no le haga caso, si a leguas se nota que el cabrón es su marido que no puede ni verla a los ojos… pero después me dije ¿metiche yo…? No que va, si yo ya me iba con mi leche y mis cuadritos de avena…

1 comentario:

Magda dijo...

Hola!!

¡Yo también soy consumidora!! jajaja.

Creeme que yo no hubiera sido metiche, yo hubiera sidi casi asesina, a esta mujer la tomo del cuello y le hago lo que a las gallinas para hacer caldo, jajajajaja (¡Y mira que hay por miles!)

Un abrazo.