sábado, noviembre 20, 2004

Entrometida y con ganas amarillas


Te he corrido un par de veces esta noche y no decides irte de una vez; cuando te abrí la puerta te dije que sólo podías pasar por un momento, estoy cansada y quiero dormir, no tengo ganas de escuchar tu monólogo esta noche... ¿qué por qué estoy arreglada?... sí, ya sé que hace mucho que no me ponía una faldita linda, ni el piquito colorado, pero eso no te importa, sí, sí, también sé que es muy temprano para estar en casa de regreso, pero eso tampoco te importa, mejor dime de una vez y por todas que demonios quieres?... ¿verme?, pues ya me viste entonces, puedes irte ahora...

¡Hay que joderse contigo! y ahora te acuestas en mi cama a ver la tele... ¡palomitas!, ¿quieres palomitas? no me chingues, si te doy palomitas no te saco de aquí nunca, además no tengo, ya sabes que en la alacena últimamente no hay nada... ¿entonces un masajito? jajajaja ¿y tu nieve de que la quieres chula?, déjate de tonterías y mejor ya dime de una vez a que viniste...

¿Qué me lo dices después de los Simpson? ja! que huevos los tuyos! a joderse contigo; inoportuna, metiche, fastidiosa, tragona y además conchuda!, ¿qué te vale y no te vas?... si ya sé que viniste a recordarme que estoy a punto de caerme; que me quedan sólo un par de horas para despertar del sueño azul y que si no estoy al pendiente el reloj va a sonar antes de que yo esté lista para apagarlo, ¡ya lo sé!, no tienes que venir hasta acá para decírmelo...

Deja de aparecerte cuando te da la gana, de meterte en mi vida, de joderme el sueño y de paso invadir mi cama porque en el inter de todo te entraron ganas de quedarte a ver los Simpson... Sólo porque yo esté jugando con fuego no tienes que aparecerte tú a recordármelo...

¡Pinche conciencia entrometida...!

...¡Qué jodona!... Ándale pues, ve los Simpson y cuando te vayas cierras bien la puerta...

5 comentarios:

Magda dijo...

Querida amiga, seguro que regresará... Siempre regresan!!

Un abrazo

Divina dijo...

Lo malo es que a veces chinga más que otras... como anoche que quería palomitas, masajito y ver los simpson en mi cama :) pero creeme que la tengo muy presente desde niña... es más al rato postearé un dibujo mío de infancia... porque siempre dibujaba monitas con conciencia... ¿sería que desde entonces la muy cabrona me invadía la cama?

:)

Lo que queda de Mel. dijo...

Mal mal, nenita. La conciencia, precisamente, debe quedarse fuera de la cama. Uno puede maldecir con todas sus personalidades, pero la conciencia no, en la cama no.
Muérdele las narices, verás cómo corre.

Divina dijo...

La próxima vez que aparezca tomaré tu consejo Melmoz, sobretodo si es que a la muy cabrona me interrumpe en algún momento de onanismo ingente jijijiji

Kika dijo...

Definitivo, "esa", es una lata. En mi casa no sólo llega y se instala en la cama, me obliga a hacerle caso.
Gracias por la visita, es un gusto el encuentro con tus letras.
Nos leemos por ahí.