martes, noviembre 30, 2004

Cuentos Celestes


Cuando era niña mi madre me distraía del tedio jugando con el cielo; me sentaba sobre sus piernas y me indicaba observar el azul celeste para encontrar formas entre las nubes, a veces ella me decía que buscar y yo tenía que señalar en que parte estaba, otras me dejaba indicar a mí el personaje para que ella lo encontrara. Describíamos las figuras y después construíamos una historia entre sus personajes y los míos.


3 comentarios:

Aleiex dijo...

^_^ Que "cuchi" cuando yo era chamaco también hacía eso... pero no contaba historias con mi madre ._. en fin...

Todavía haces algo así cuando estás de ociosa?


Saludos del nuevo visitante :p Aleiex

Tonto Simón dijo...

Yo hasta la fecha encuentro figuras en los cordones de mis cortinas y en el suelo. Una vez encontré un Quijote en la palma de mi mano y no lo volví a ver en mi vida

MaRiPoSa dijo...

que genial esa conexion entre una madre y su hija mmm si es tu experiencia es lo mejor que tienes yo solia buscar fijuras en todas partes pero me encantaba escribir cada cosa que viniera ami mente para tener el recuerdo en una hoja que a veces duran mas q los mismos recuerdos