martes, noviembre 23, 2004

De cuando fui pequeña II


Paseando por la puerta por la que rondan los cocodrilos, recordé el tiempo en que le supliqué a mi madre que fuéramos una familia cuerda y normal; ahora le doy gracias porque nunca me lo concedió.

¡GRACIAS MÁ!

2 comentarios:

Lo que queda de Mel. dijo...

De nada cariño. Creciste muy bien.

bepaluma dijo...

Mis hijas ahora se alegran,de no haber nacido en una familia "normal".
Lo MEDIOCRE siempre me aburriò..