martes, mayo 31, 2005

Fantasías de chapulín

Debo reconocer que después de volver a verte tan igual y tan chapulín como cuando compartíamos las tardes fue inevitable que me preguntara si seguirías teniendo aquél gusto por erotizar las ausencias de tu lonchera de infancia...

Y es que aun guardo, para mis ratos de ocio, el patético recuerdo de aquella absurda mirada de lujuria que dedicaste a los danoninos y a mi escote al tiempo que te abría la puerta...

-Sorprendida?
-(No, estupefacta es la palabra...)
-Di algo
-¿Lloro o me río?
-¿No te gustan los de fresa?, son mis preferidos

4 comentarios:

El Enigma dijo...

Es quela "fresa" en verdad es rica, oh prefieres la vainilla? chocolate?

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

manuel dijo...

Y por supuesto, hasta donde la lengua alcanza y después… con el dedo
mmmmm que ricos.

kaju dijo...

Existe otro sabor de danonino??...
No hay nada mejor que lamer la capa incrustada entre los coyunturas del fondo del empaque, o pasar por tu lengua la nata que queda en su delgado envoltorio de aluminio, mas amarga que lo demas pero es lo que la hace mas buena.

Tonto Simón dijo...

Pero claro!!!: las loncheras eran parte del ritual erótico. Agh, a esta edad nadie lleva una puta lonchera.